La firma de la independencia catalana fue “un acto simbólico”

Lo afirmó este miércoles el portavoz del gobierno catalán, Jordi Turull, en la televisión pública catalana. TV3. “La declaración de independencia la tiene que hacer el parlamento”, cosa que no ocurrió, aclaró.

La declaración de independencia de Cataluña firmada el martes por el presidente regional Carles Puigdemont y los diputados independentistas es un “acto simbólico”, afirmó este miércoles el portavoz del gobierno catalán.

El documento firmado constituye una “República catalana como Estado independiente y soberano”, lo que sembró confusión justo después de que Puigdemont pidiera en una comparecencia parlamentaria la suspensión de la declaración de secesión para buscar un diálogo con el gobierno español.

Pero la firma fue un “acto simbólico en el que todos firmamos que es nuestro compromiso de declarar la independencia”, dijo el portavoz Jordi Turull en la televisión pública catalana TV3.

“La declaración de independencia la tiene que hacer el parlamento de Cataluña”, cosa que no ocurrió en el debate del martes, añadió.

Aun así, el gobierno español de Mariano Rajoy aseguró que “no es admisible hacer una declaración implícita de independencia para luego dejarla en suspenso” y se reunió este miércoles de urgencia para estudiar su respuesta a lo que considera un desafío.

“Están valorando todas las opciones”, indicó a la AFP una fuente gubernamental. Entre las posibilidades que tiene sobre la mesa figura la de suspender la amplia autonomía de que goza esta región de 7,5 millones de habitantes.
.
–Rajoy–

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, requirió este miércoles al líder catalán Carles Puigdemont que aclare oficialmente si declaró la independencia, lo que abre el camino a una eventual intervención de la autonomía de la región.

El gobierno acordó “requerir formalmente al gobierno de la Generalitat para que confirme si ha declarado la independencia”, dijo Rajoy ante la prensa tras presidir un consejo de ministros extraordinario.

El líder conservador explicó que ese requerimiento es “previo a cualquiera de las medidas que el gobierno puede adoptar al amparo del Artículo 155” de la Constitución, que da la potestad al gobierno central para suspender la autonomía.

El artículo en cuestión, nunca aplicado hasta la fecha, establece ese requerimiento como paso previo a la intervención de la autonomía.

Si Puigdemont no responde, el artículo 155 prevé que el gobierno central adopte, con apoyo de una mayoría absoluta en el Senado, “las medidas necesarias” para obligar a Cataluña “al cumplimiento forzoso” de la ley.

Madrid, AFP-NA.