7 Síntomas que no debes dejar pasar

Ante estas señales de alarma hay que acudir al médico

El diagnóstico temprano abre la posibilidad de acceder al tratamiento en forma oportuna e impacta positivamente en el pronóstico de la mayoría de las enfermedades. Estar atento a los síntomas es clave para la detección precoz, pero no siempre es fácil establecer qué señales de alerta requieren de una consulta con un médico, sumado a que el intenso ritmo de vida hace que muchas veces posterguemos esa visita. Por eso, especialistas de la Clínica Mayo (Estados Unidos) elaboraron una lista de siete síntomas que no se deben dejar pasar y que requieren atención.

Dolor en el pecho, pérdida de visión o de habla repentina y dolor abdominal severo son alertas que demandan atención médica urgente, porque pueden ser síntomas de un infarto de miocardio o un ataque cerebrovascular. ¿Pero qué pasa con las alertas más sutiles?

Tenés que consultar al médico si:

Perdés peso sin causa aparente
“Perder peso sin haberlo intentado puede parecer un sueño hecho realidad, pero la verdad es que puede ser una señal de un problema de salud. Si no sos obeso y perdiste más del 10% de tu peso corporal durante los últimos seis meses -por ejemplo, 7 kilos si tu peso es de 68 kilos- consultá con el doctor”, advierten los especialistas en un material difundido por la Clínica.

Una pérdida de peso inexplicable puede estar causada por diversas enfermedades que van desde hipertiroidismo, diabetes, depresión, enfermedades hepáticas, cáncer o trastornos de mala absorción de nutrientes.

Tenés fiebre alta o persistente
La temperatura elevada parece tener un rol clave en la pelea del organismo contra una infección. Podría ser desde una infección del tracto urinario a tuberculosis. Algunos tipos de cáncer (los linfomas, por ejemplo) causan fiebres prolongadas, como también la pueden causar algunos medicamentos.

Te quedás sin aire
“La falta de aliento podría significar que hay un problema de salud que no se ha diagnosticado. El ejercicio muy enérgico, las temperaturas extremas, la obesidad mórbida y las alturas pueden causar la falta de aire. Aparte de estos ejemplos, la falta de aliento es un probable indicador de problema médico. Si tu falta de aliento no tiene explicación, especialmente si aparece de repente y es severa, buscá asistencia médica de emergencia”, aconsejan.

¿Causas? Múltiples: pueden estar vinculadas al sistema respiratorio (EPOC, bronquitis, asma, neumonía, embolia pulmonar), a una insuficiencia cardíaca, o hasta un ataque de pánico.

Notás cambios inexplicables en tus deposiciones
Desde la Clínica Mayo recomiendan consultar al médico si se notan cambios inusuales como heces con sangre o negras, diarrea o estreñimiento permanente, urgencia inexplicable por ir al baño. “Los cambios en los hábitos al evacuar el intestino podrían ser señal de infección bacteriana -como campilobacteria o la salmonella- o una infección viral o parasitaria. Otras causas posibles incluyen síndrome del intestino irritable y cáncer de colon.”

Sentís confusión o cambios en tu personalidad
Tenés que buscar atención médica si estos síntomas surgen en forma repentina: problemas para pensar con claridad, dificultad para mantener o cambiar el foco de atención, o si experimentás modificaciones en tu comportamiento. Detrás de ellos puede haber una infección, falta de nutrición, una enfermedad mental o la acción de algunos medicamentos.

Te sentís lleno después de comer poco
“Si regularmente te sentís lleno antes de lo normal, o después de comer menos de lo usual, consultá a un médico. Esta sensación, conocida como saciedad temprana, también puede ir acompañada por náuseas, vómitos, hinchazón o pérdida de peso. En este caso, asegurate de decirle al doctor que también sufrís estos síntomas”, sugieren desde la Clínica Mayo.

Entre las posibles causas de la saciedad temprana se incluyen la enfermedad por reflujo gastroesofágico y úlceras pépticas. En algunos casos, la causa podría ser un problema más serio como cáncer de páncreas.

Ves destellos de luz

Las manchas brillantes o destellos de luz a veces pueden ser síntoma de una migraña. En otros casos, los destellos repentinos de luz podrían deberse a un desprendimiento de retina. La atención médica inmediata puede ayudar a prevenir la pérdida de visión permanente.