Cornejo admitió que se sintió sorprendido por el Gobierno de que aplicará un impuesto diferencial al vino

El gobernador Alfredo Cornejo admitió este miércoles que se sintió sorprendido por el anuncio del Gobierno nacional de que aplicará un impuesto diferencial al vino, entre otras modificaciones contenidas en una reforma impositiva, y después adelantó que junto a su equipo económico está analizando una estrategia para enfrentar la decisión que causó escozor en varios sectores de la provincia, sobre todo en el vitivinícola.

“(…) Ahora se ha presentado al 10% con diferencial de las cervezas y las gaseosas manteniendo el mismo diferencial que se tenía anteriormente. La verdad es que nosotros aspiramos a mantener las condiciones que se tenían anteriormente visto en el marco del mercado en donde compiten cervezas, vinos y gaseosas. Estamos a favor de que se modifique la estructura de impuesto pero creemos que es una actividad que está mal caracterizada porque no es, más allá del porcentaje, una bebida no sana. Se ha luchado mucho durante décadas para demostrar que el vino no es perjudicial, obviamente que tomar en exceso es perjudicial en la salud pero no es perjudicial la bebida en sí misma, como sí son las gaseosas, las cervezas. Que se lo ponga al mismo nivel, independientemente del porcentaje, es una cosa inadmisible”, advirtió el mandatario provincial.

“La estrategia que hemos fijado ayer (por el martes) en el Gobierno ha sido primero coordinar en la estructura con el sector, desde sus diversos lugares. Coordinar con San Juan, de hecho a las 12.30 se va a tener una reunión con el ministro de Economía de San Juan que viene a Mendoza para que coordinemos acciones. Coordinar con nuestros legisladores nacionales, estamos muy coordinados con los dos senadores nacionales del oficialismo. Hemos hablado con todos los diputados, están Luis Borsani, Susana Balbo, los legisladores que tienen más incidencia en estos temas porque los conocen. Estamos elaborando esta estrategia y llevándola minuciosamente con mi supervisión general. Ojalá logremos resultados pero no tengo nada más para decirles, qué es lo que vamos a hacer y donde Martín Kerchner coordina por el Gobierno todos los argumentos. El paper que le acabamos de mandar al ministro (de Hacienda) Dujovne lo hemos consensuado con todo el sector y lo vamos a consensuar con San Juan”.

Por otro lado, Cornejo admitió que sintió sorprendido por la medida anunciada este martes por el ministro Dujovne. “Desde luego porque no tenemos esa información. Es obvio que la estructura impositiva es malísima, que premia la renta financiera y castiga la producción, entonces vemos con buenos ojos que en esas reformas vaya impuestos a las restas financieras. Nunca ningún gobierno se atrevió a hacerlo y en ese sentido nos parece bien. Lo que nos sorprende fundamentalmente es la caracterización junto con la cerveza y la gaseosa, que son bebidas perjudiciales para la salud, que están probadas que son perjudiciales, y compararlas con el vino. Son bebidas totalmente distintas, el resultado es distinto, y como estructura económica nuestro sector vitivinícola no es como en otros lugares del mundo, si bien está concentrado en los vinos comunes, está bastante desconcentrado en los vinos de alta gama, en la producción, hay una serie de cooperativas trabajando”, expresó.

“Es una cosa distinta a las cervezas y las gaseosas ya que ellas están totalmente concentrado en tres empresas. La carga impositiva afecta de forma distinta a esos sectores económicos y como todo aumento de impuesto, algunos más y otros menos, impactan sobre el valor final del producto. Salvo los impuestos patrimoniales que son los que deberían ir en aumento en Argentina, que son todos los impuestos que gravan las propiedades y los bienes de las personas y de las empresas no se cargan al consumo, pero todo el resto sí. Vamos a trabajar en eso, no tengo mucho más para decir”, dijo Cornejo.

Y aseguró: “He dado pelea en los temas fiscales por los que hemos estado enfrentados. Mi prioridad siempre ha sido la provincia, no llevarme bien con el Presidente y siempre será así pero con altura. Creo que acá es donde se ve… nosotros hemos tenido gobernadores que han firmado cosas que son leoninas para la provincia, todos los pactos fiscales donde le sacaban recursos a la provincia han sido firmados por gobernadores. El gobernador Pérez y el anterior firman cláusulas donde se les obliga no hacerles juicio por todas las deudas que tiene la Nación con la provincia y yo muy por el contrario le he hecho juicio”.

“Hoy hay un Gobierno y un Gobernador que se para en defensa de la provincia en todos los sectores. No importa el lobby legítimo que lo plantee, doy las peleas que tienen que ver con el interés general, no las de los intereses particulares. En este caso yo defiendo al vino no por el interés particular de los dueños de bodegas, sino por el interés general que tiene un eslabonamiento positivo a lo largo y a lo ancho de la provincia en materia turística, de producción, de trabajo, de inversión, de cultura, de identidad de la provincia. Doy esa tarea por el interés general. A mí no me van a contar para los intereses particulares porque creo que eso lo tiene que defender cada uno por su cuenta. En este caso el interés particular del sector vitivinícola con el interés general de la provincia coinciden, y vamos a estar en perfecta conexión”, culminó.