Internos de San Felipe trabajan en la fabricación de calzados

Se trata de jóvenes de entre 18 y 21 años que se suman a las capacitaciones laborales de la firma de calzados que funciona en la Unidad IV del penal.

Cerca de 120 internos trabajan en la nueva ala que la empresa Calzados Cuyo inauguró dentro de las instalaciones de  la Unidad VI del Complejo San Felipe.

Luego de un trabajo en conjunto entre ambas instituciones, la firma privada decidió ampliar sus talleres y  abrir, en octubre de este año, un nuevo espacio para permitirles a este sector de la población penal  participar y capacitarse en la fabricación de calzado.

La empresa funciona en las instalaciones del penal desde 2011, con el objetivo de que las personas privadas de libertad puedan participar los distintos procesos de elaboración y armado de calzado de seguridad y trabajo.

Eduardo Orellana, director general del Servicio Penitenciario provincial, informó que “el crecimiento de la población penal ha requerido avances no sólo en materia de infraestructura carcelaria, sino también institucional, esto nos permitió reacondicionar el Complejo San Felipe y destinar un espacio para la creación de la Unidad VI, para alojar exclusivamente a jóvenes de 18 a 21 años”.

“Este sector de la población, supone un trabajo distinto al del resto de las personas privadas de libertad, es por este motivo que para trabajar en sus procesos de reinserción, necesitan también tener sus propios espacios laborales, más allá de los talleres con los que cuenta la Unidad de Producción Penitenciaria”, explicó Orellana.

La posibilidad de que firmas privadas, se sumen a los talleres propios que posee el Servicio Penitenciario amplía en gran parte el número de internos que diariamente adquieren hábitos laborales.