Salud atiende cerca de 300 casos por mes en alta montaña

La red de servicios para asistencia fue potenciada con una ambulancia de alta complejidad funcionando las 24 horas. Evalúan ampliación del servicio para la temporada de verano.

Esta mejora en la atención sanitaria en esta zona se debe a una serie de medidas que desarrolló el Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes. Se destaca la incorporación de una ambulancia de alta complejidad en las rutas de montaña durante todo el año, que está a cargo del Servicio Coordinado de Emergencias.

Esta unidad de alta complejidad comenzó a funcionar entre el límite internacional y Potrerillos desde mediados de enero. En un primer momento, era sólo para la temporada alta, y finalmente se decidió mantenerla durante todo el año para atender distintos siniestros ocurridos en la Ruta 7.

En un principio, la ambulancia dependía del Hospital de Uspallata, pero posteriormente se la pasó al Servicio de Emergencias Coordinado (SEC). De esta manera, todas las llamadas ingresan desde el 911 y se realizan las salidas con un criterio médico necesario, y el sistema permite evaluar los tiempos de demora entre que se recibe la llamada hasta que se llega al lugar.

Al fundamentar la medida, Oscar Sagás, subsecretario de Salud, indicó: “Hoy el cruce a Chile es igual cualquier fin de semana, sea largo o no, e incluso cualquier día de semana, aunque no haya cambios de quincena”.

“El servicio funciona las 24 horas con guardias permanentes, con un personal de 24 personas. Cada turno incluye un chofer, un enfermero y un médico. Aunque la idea es solamente utilizarla para casos de emergencias, también asiste en alta montaña cuando hay personas descompuestas o inconvenientes menores. Tanto es así, que por día los profesionales atienden entre 8 y 10 casos de baja complejidad”, agregó Sagás.

Así también, desde la cartera sanitaria, y a partir del resultado favorable de esta ambulancia en la zona, se está evaluando la posibilidad de sumar nuevas unidades de alta complejidad y de profesionales para la próxima temporada de verano.

Esto, sumado a centros de salud ubicados en puntos estratégicos y con guardia permanente; los hospitales regionales  y el Servicio Coordinado de Emergencia (SEC), conforman la red que cubre todo el territorio. En la época de verano se produce un gran aumento en la circulación de personas para pasar a Chile y que ingresan a nuestro país, por lo que se hace necesaria la ampliación de la cobertura médica en alta montaña.