Alumno de la modalidad de domiciliaria y hospitalaria realizó la jura de la bandera en su casa

El niño de 9 años cumplió con su deseo de jurar la Bandera acompañado por docentes y alumnos de 4º grado. El acto se realizó en su domicilio en el departamento de Las Heras.

La Dirección General de Escuelas (DGE), a través de la Coordinación de la modalidad de Educación Domiciliaria y Hospitalaria, acompañó al alumno Adriel Mestre en la jura de la Bandera. El acto se realizó este martes en el domicilio del niño, ubicado en el departamento de Las Heras, junto a autoridades, docentes, directivos, abanderados y alumnos de la Escuela 1-173 Provincia de San Juan ubicada en Las Heras, y la Escuela Don Bosco de Capital.

Adriel tiene 9 años y pasó meses internado haciendo un tratamiento por una enfermedad que no le permitía el cursado en la escuela Don Bosco, donde comenzó su escolarización primaria. Por esta razón comenzó a estudiar bajo la modalidad de educación domiciliaria y hospitalaria, servicio que brinda la DGE.

Por un gran deseo del alumno de realizar la jura de la Bandera como el resto de sus compañeros, su docente asignada, Beatriz Cerezo, organizó un acto para que el alumno viviera la experiencia como todos los niños de 4º grado de nivel primario.

Fabiana Matus, la coordinadora provincial de la modalidad Educación domiciliaria y hospitalaria, estuvo presente en esta iniciativa tan importante, y explicó que Mendoza tiene procedimientos y resoluciones propias de articulación para implementar esta modalidad en todos sus niveles. “Cuando se detecta un alumno con una enfermedad que no le permite cursar con normalidad sus trayectos escolares, se avisa a la escuela más cercana que brinde este servicio y a partir de ahí se inician diferentes procedimientos. Una vez que se presenta toda la documentación del alumno, la escuela referente dispone quién será la docente que va a asistir al domicilio o al hospital, según donde se encuentre el alumno”, explicó Matus.

“En el caso de Adriel, se ve muy claro el apoyo de la familia para organizar este acto. Es muy bueno ver a este niño mejorando con respecto a su salud y ver la voluntad que tiene para seguir estudiando”, agregó Matus.

Beatriz Cerezo es la docente de Adriel y trabaja en el Hospital Fleming brindando servicio educativo. Además de enseñarle, realiza todos los procedimientos y normativas para que los alumnos que están en esta situación continúen sus estudios sin interrumpir sus trayectorias escolares.

Desde la coordinación de la modalidad informaron que muchos alumnos acceden a este servicio debido a enfermedades traumatológicas, oncológicas, problemas digestivos, neurológicos, problemas emocionales y algunos embarazos de riesgo en el nivel secundario.