Alvear avanza en el Plan Nacional de Hábitat

El plan de mejoramiento de barrios de nuestro departamento avanza en buen término. El ing. Guillermo Montefusque, Coordinador Técnico del Área de Hábitat del IPV, recorrió la zona.
 
El objetivo del Plan Nacional Hábitat es transformar los asentamientos en barrios regulares, en este caso se está trabajando en los Barrios Los Ranqueles, Isla Gorostiague, San Miguel Arcángel y Costa del Atuel, “Son todas obras de urbanización, atenuamiento hidráulico,  y un SUM que está en etapa de finalización” dijo Montefusque, asegurando que se espera que esta obra esté completada el 15 de diciembre y “en un mes más el resto de la obra”.
 
El SUM es una gran obra, de aproximadamente 180 mts2 y con una inversión de tres millones de pesos, en estos momentos se están ultimando algunos detalles y pronto estará abierto a la comunidad del barrio. “Ya estamos trabajando en este lugar, realizando distintos talleres, y la idea es realizar pronto la inauguración” dijo Fabián Giménez, director de Viviendas. “Lo importante, más allá de los talleres que se van a dictar desde el Municipio, es que los vecinos se apropien del salón, generando sus propias actividades, y lo puedan aprovechar”.
 
Durante la segunda etapa del proyecto se contempla realizar cloacas, enripiado, defensas aluvionales y otras, “de esta forma quedaría todo el sector urbanísticamente en condiciones” aseguró el Coordinador Técnico del Área de Hábitat, Guillermo Montefusque.
 
Durante el primer tramo se trabajó con más énfasis en Isla Gorostiague y Los Ranqueles, ahora se buscará completar estos barrios sumando el Costa del Atuel, finalizando las obras de cloacas y enripiado, “la gente va a ver un cambio importante, tanto en los urbanístico como en la calidad de vida”. En este sentido el trabajo de los ingenieros fue fundamental, ya que topográficamente es una zona compleja, con poca pendiente, por ello se utilizó la cancha de fútbol del lugar para drenar el agua en caso de fuertes precipitaciones, evitando de esta manera que las viviendas se vean afectadas. “Una de las vías de canalización del agua es la cancha, que es un lugar que sirve de retención por un tiempo hasta que se drene el agua. Lo positivo es que ha funcionado ya que aún hay agua de la última tormenta, y es agua que no fue a las viviendas” dijo Montefusque.
 
Con estas obras se beneficiará en forma directa a 730 familias, y conlleva una inversión inicial de $137 millones, “Estamos buscando que la gente de este barrio sean ciudadanos de primera, con viviendas que no se lluevan, que no se inunden, con todos los servicios, y sin la necesidad trasladar a la gente, sino ir y abordar la zona mejorando el hábitat” dijo Montefusque. Es importante destacar que el Plan Hábitat no solo contempla obras de infraestructura y mejoramiento barrial, sino que incluye un programa mucho más ambicioso de Desarrollo Humano, que busca hacer partícipes los vecinos, a través de talleres educativos, ambientales, de aprendizajes de oficios y actividades deportivas y culturales.