Honduras: siete muertos por la crisis electoral

El Tribunal volvió a postergar la revisión del escrutinio y por las calles continúan las protestas, aunque hayun toque de queda. Siete víctimas y una veintena de heridos. El Papa pidió por la paz en el país.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Honduras anunció el sábado una nueva postergación de la revisión de actas de votación irregulares y continúa sin definirse un ganador de la elección presidencial del domingo pasado, en medio de un clima tenso con toque de queda y siete muertos.

El presidente del TSE, David Matamoros, quien había anunciado que este sábado se avanzaría en la revisión de 1.006 actas que contenían errores, dijo que se aplazaría el procedimiento hasta el domingo para permitir buscar un acuerdo entre el organismo y los opositores Nasralla y el exmandatario Manuel Zelaya.

El Gobierno, en un intento de tranquilizar la revuelta social que acarreó siete muertos y decenas de heridos en enfrentamientos con la policía, determinó un toque de queda.

Según los medios de prensa locales, tres de las víctimas fallecieron la noche del sábado en el Hospital Mario Catarino Rivas de San Pedro Sula, norte del país, debido a las heridas de bala que recibieron durante un supuesto enfrentamiento con policías militares.

Los cuerpos de dos personas que supuestamente fallecieron durante las protestas en el sector de Choloma ingresaron a Medicina Forense del Ministerio Público de San Pedro Sula.

Mientras que un hombre falleció la noche del jueves en la ciudad de La Ceiba, en el Caribe hondureño.

Una adolescente de 14 años, murió también anoche en Tegucigalpa, la capital, por supuestas heridas de bala que recibió durante una manifestación.