Las políticas de género tienen su agenda 2018 en Mendoza

Los referentes de las áreas Mujer municipales de Mendoza evaluaron, junto a la titular de la Dirección de Género y Diversidad, fortalezas y dificultades del 2017, junto a las metas 2018. Entre ellas, aumentar la cantidad de refugios, mejorar la educación y la inserción laboral.

La Dirección de Género y Diversidad (DGD), dependiente del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes, elaboró un balance junto a referentes de las áreas Mujer municipales.

La reunión estuvo presidida por la titular de la DGD, Silvina Anfuso, y concurrieron referentes de los departamentos de General Alvear, Lavalle, Tupungato, San Carlos, Godoy Cruz, Maipú, San Rafael, Santa Rosa, Rivadavia, Tunuyán y Capital.

El documento elaborado por las asistentes contempla las fortalezas, entre ellas, la descentralización de fondos a través del programa Nuevas Redes; el trabajo en grupos terapéuticos o grupos de contención y acompañamiento, servicio altamente valorado por las mujeres; comunicación y asesoramiento permanente de la DGD; patrocinio jurídico gratuito y capacitaciones en ámbitos educativos y juveniles, entre otros.

Otro aspecto considerado por las funcionarias fueron las principales dificultades observadas durante el año. Entre ellas, se detecta la escasa accesibilidad a la atención debido a la extensión territorial, especialmente en departamentos con grandes zonas rurales; la necesidad de profundizar el abordaje de temáticas como salud mental y niñez; y la necesidad de fortalecer el empleo a largo plazo, diseñando una estrategia que permita el sustento económico sostenido, entre otros aspectos.

A partir de este diagnóstico, desarrollaron una agenda de trabajo 2018. En ella, se incluyen objetivos como ampliar y multiplicar la cantidad de refugios, mejorar su calidad institucional y brindar formación a las operadoras. También, trabajar de forma conjunta y profundizar el diálogo con los organismos de niñez, estableciendo criterios compartidos de abordaje; brindar capacitación permanente sobre perspectiva de género y violencia contra las mujeres a los organismos que protegen los derechos de la infancia.

Ampliar el alcance del programa Ellas Hacen es otra de las metas junto a ampliar la cobertura y articulación con oficinas de empleo, Economía Social, organismos de capacitación laboral y cualquier otra herramienta que favorezca la inserción laboral. En educación, las metas son trabajar el paradigma de la diversidad sexual para ampliar los derechos del colectivo LGBTIQ (lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersexo y queers) y deconstruir el modelo de masculinidad hegemónica vinculado a la heteronormativa, junto con el concepto de corresponsabilidad parental.

Además, profundizar la articulación con organizaciones sociales vinculadas a la temática del VIH y desarrollo de campañas de prevención y concientización sobre este tema y sobre género, corresponsabilidad, nuevas masculinidades y estrategias de salida de las situaciones de violencia, entre otros objetivos.