¿Por qué se conmemora el día de la Inmaculada Concepción?

Como todos los 8 de diciembre, los feligreses de todo el mundo se pliegan a este celebración proclamada por el Papa Pío IX en 1854.

Al igual que ocurre todos los 8 de diciembre, la Iglesia Católica Apostólica Romana celebra la Solemnidad de la Inmaculada Concepción, una doctrina proclamada dogma por el Papa Pío IX el 8 de diciembre de 1854 con la bula Ineffabilis Deus.

Si bien muchos creen que la celebración es por la concepción de Jesús por parte de la virgen María, lo cierto es que la misma trata sobre la manera especial en la que fue concebida la futura madre del mesías.

Si bien está aceptado que la concepción de María no fue virginal, como la que ella protagonizó en su adolescencia; lo cierto es que la Iglesia establece que la misma fue única y especial ya que Dios le concedió varios dones y la preservó de todo pecado a lo largo de su vida para que cumpla con su importante misión.

De acuerdo al Catecismo de la Iglesia Católica, al momento de la anunciación, el arcángel Gabriel la saluda resaltando que está “llena de gracia”. Asimismo, la Iglesia determinó a lo largo de su historia, que estas palabras hacían referencia al hecho de que María estaba redimida del pecado original desde su concepción, por lo que era pura.

“La bienaventurada Virgen María fue preservada inmune de toda la mancha de pecado original en el primer instante de su concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Jesucristo Salvador del género humano”, dice el dogma publicado en 1854 por Pío IX.