¿Cómo prevenir la enfermedad renal crónica?

Afecta al 10% de la población argentina y la mayoría desconoce esta condición.

La Enfermedad Renal Crónica (ERC) afecta a cerca del 10% de la población argentina y la mayoría desconoce esta condición. Además, el 2% está en alto riesgo de presentar algún evento cardiovascular o evolucionar hacia la diálisis y la necesidad de trasplante. En total, más de 20.000 personas fallecen por causas relacionadas a la ERC cada año en el país.

El doctor Pablo Weiss, Jefe del Servicio de Urología del Hospital Privado Rosario, contó que muchas veces el paciente que concurre al consultorio para hacerse un control prostático, se sorprende cuando se le pide la ecografía renal, aparte de los exámenes complementarios propios de la próstata. “Se lo pedimos porque hay enfermedades existentes en el riñón que cuando se diagnostican tempranamente se pueden resolver”, explicó.

“En los últimos 35 a 40 años hemos incorporado una ecografía, método de diagnóstico para nada invasivo, que permite detectar enfermedades en sus inicios y solucionarlas”, manifestó en diálogo con Vida Sana Web

¿Qué puede hacer el paciente, por su lado, para cuidar su riñón?

Se debe poner énfasis en los hábitos higiénicos dietéticos, y en otros factores que implican riesgo, como el colesterol alto, la presión alta, etc. Por otro lado, es contraproducente no tomar suficiente agua en el día, fumar y no hacer la suficiente actividad física. Se trata de hábitos que dependen totalmente de nosotros, de nuestras decisiones.

Lo que usted menciona, ¿son los famosos factores de riesgo?

Todos estos hábitos dependen de nuestra elección. Algunos prefieren la satisfacción momentánea que causa el hedonismo de comer y posponer la actividad física. Unos eligen la gula y otros eligen sentirse bien para vivir con mejor calidad de vida. Ojo, se puede transgredir una dieta, tomarnos unas licencias, pero que ese no sea nuestro comportamiento habitual, ya que de ser así, esas conductas nos llevarán al sobrepeso, que de por sí genera riesgos, y luego a la obesidad.

¿Qué opina de la automedicación?

Vemos a muchas personas que practican la actividad física con ciertas exigencias, y ante el menor dolor se automedican con antiinflamatorios. Sin embargo tomarlos por un tiempo prolongado puede dañar la función del riñón, por lo que corren riesgos innecesarios. Toda medicación debe estar prescripta por un médico y dispensada en una farmacia. Aconsejo que se elija al médico de cabecera, el que antes llamábamos, médico de la familia.

¿Por qué?

Argentina es uno de los pocos países en donde los enfermos deciden ser atendidos por los médicos especialistas, y esas consultas sin la guía del médico de cabecera, se transforman en una sobreprestación que confunde al paciente, y genera gastos inútiles al sistema de salud. Debemos cuidar al sistema de salud cumpliendo con nuestros roles: nosotros prescribiendo las prestaciones que el paciente necesita, recomendando que concurra a su médico de cabecera para informarle sobre su salud.