Revelan que Tom Petty murió por una sobredosis accidental

A tres meses de su fallecimiento, se dieron a conocer los resultados de la autopsia. El rockero murió por el efecto de una combinación de siete medicamentos.

El roquero estadounidense Tom Petty, que falleció en el 2017 a los 66 años, murió por una sobredosis accidental de opiáceos, según los resultados de la autopsia revelados este viernes por la familia del músico.

Dana Petty, viuda del artista, y Adria Petty, una de sus hijas, explicaron en un comunicado alojado en la web oficial de Tom Petty que sabían que al músico le habían recetado medicamentos para el dolor y añadieron que estaban “seguras”, antes de que se desvelara el informe de los forenses, de que su muerte fue “un desafortunado accidente”.

El artista sufría de enfisema pulmonar, problemas en la rodilla y de una fractura de cadera.

“Pese a su dolorosa lesión, insistió en mantener su compromiso con sus seguidores y dio 53 conciertos de su gira con una fractura en la cadera”, señalaron los familiares de Petty, quienes aseguraron que por ello se agravó su dolencia.

El reporte de la morgue de Los Ángeles precisa que Petty, fallecido el pasado 3 de octubre, murió de manera “accidental” por una “toxicidad por mezcla de drogas” opioides.

Citan narcóticos como el fentanilo, oxicodona, temazepam, alprazolam, citalopram, acetil fentanilo.

“El día de su muerte se le informó que su cadera se había fracturado por completo y creemos que el dolor era simplemente insoportable y que fue la causa del uso excesivo” de analgésicos que le habían prescrito.

Tom Petty, añade la familia, murió “sin dolor y hermosamente exhausto después de hacer lo que más le gustaba, tocar con su banda de rock inigualable ante sus fans de más de 40 años”.

Este analgésico es entre 80 y 100 veces más potente que la morfina y entre 25 y 40 veces más fuerte que la heroína, de acuerdo con el informe de 2015 sobre narcóticos de la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA).

Además confiaron en que esta autopsia puede provocar un mayor debate acerca de la epidemia por consumo de analgésicos que vive Estados Unidos: “Entendemos que es una saludable y necesaria discusión y esperamos que de alguna manera este informe ayude a salvar vidas”.