Según el Gobierno y los analistas, el país no tendrá problemas para financiarse

La suba de las tasas de interés internacionales no afectará el programa financiero de la Argentina de este año, en buena medida porque el Gobierno ya se anticipó con la emisión en el exterior de la semana pasada.

El Ministerio de Finanzas no prevé complicaciones para endeudarse este año a una tasa razonable para cubrir el déficit fiscal y el pago de intereses, pese al incremento previsto en la tasa de interés de los bonos de los Estados Unidos.

La cartera que conduce Luis Caputo monitorea en forma permanente la evolución de la deuda soberana de los diferentes países y cree, en sintonía con el mercado, que este año la Reserva Federal subirá tres veces la tasa de interés de los bonos cortos, a partir de los indicadores robustos de la economía norteamericana. Esta semana también se observó un incremento en la tasa de los bonos a 10 años de Estados Unidos.

La semana pasada Finanzas logró colocar US$9000 millones en el exterior, sobre unos US$15.000 millones que prevé emitir este año con ley extranjera, antes del incremento de los intereses.

Colocó bonos a 5, 10 y 30 años, a tasas del 4,6%, 6% y 6,9%, respectivamente; ayer se oficializó la emisión en el Boletín Oficial, luego de la liquidación de los bonos.

La tasa obtenida se ubica en los niveles más bajos de la historia de la deuda soberana argentina. En 2017 se endeudó con una tasa promedio del 4,6%. Durante el kirchnerismo, la tasa de endeudamiento llegó a estar en el 15%.

Buen timing

Los analistas privados coinciden en destacar la operación desarrollada por el Gobierno y no prevén complicaciones para el resto del año.

Fausto Spotorno, economista jefe del estudio Ferreres, dijo que “en principio parece que Finanzas tuvo buen timing por la suba de la tasa del Tesoro americano. Sin embargo, eso se dio en parte por los rumores que corrieron sobre la posibilidad de que China venda bonos de Estados Unidos; una vez desmentidas esas versiones, la tasa a 10 años volvió a bajar”.

Gustavo Neffa, de Research for Traders, dijo que “la tasa corta de los bonos de los Estados Unidos va a subir en marzo, junio y diciembre, a partir de la mejora en los indicadores de la economía norteamericana”.

Neffa dijo que el Gobierno “tomó una muy buena oportunidad porque la semana pasada las tasas de interés estaban en su nivel mínimo desde octubre pasado”.

Por su parte, Fernando Baer, de Quantum, dijo que “el timing fue bueno; la estrategia fue la misma que el año pasado, cuando se emitieron US$7000 millones en enero, al encontrar la ventana temporal adecuada, sobre la base de perspectivas de suba de tasas en el contexto de movimientos de capitales que podían implicar costo mayor a futuro”.

“El resto del programa financiero no veo que se complique. Si el objetivo es colocar afuera entre 15 a 20.000 millones de dólares, ya se logró transitar gran parte del camino. No descarto que pueda enfrentar eventualmente tasas algo más altas, pero ello no complicaría la ejecución del programa 2018”, indicó.

Del otro lado, consideró que “hay algunos factores que podrían ayudar, incluso en un entorno de tasas de largo algo más altas; en particular el spread que sigue pagando la Argentina sobre otros países comparables de la región, cerca de 150 puntos básicos sobre Brasil”.

“Si se lograra más consistencia en el programa en general y avanzar en reformas estructurales, como la laboral, que sería importante, aun en un escenario mundial de encarecimiento del financiamiento, la Argentina podría ver reducciones en la tasa en la que coloca afuera”, agregó Baer.

Luis Caputo

Ministro de Finanzas

Finanzas espera endeudarse este año a una tasa razonable para cubrir el déficit fiscal y el pago de intereses, pese al incremento previsto en la tasa de interés de los bonos de EE.UU.

El ministerio ya colocó US$9000 millones en el exterior sobre US$15.000 millones que prevé emitir este año con ley extranjera.

Fuente La Nación