Cómo actuar ante el ciberacoso

Con una sociedad interconectada a nivel global, los casos de acoso a través de la red crecen cada día, aunque hay que saber identificar cuándo se trata de un delito o de un usuario molesto y qué pasos dar en cada caso.

Más de la mitad de la población se conecta a internet. Así se desprende del último informe presentado por We Are Social Hootsuite en 2018, que señala que un total de 4.021 millones de personas en todo el mundo tiene acceso a la red. Un panorama que propicia que los kilómetros no sean un impedimento para la nueva sociedad de la información y la comunicación, pero que crea un nuevo escenario para viejos problemas, como el acoso.

De hecho, según refleja un estudio de la compañía de seguridad Kasperby Lab, entre los principales temores de los padres se encuentra que sus hijos puedan ser víctimas de ciberacoso, por delante de que se comuniquen con extraños o que compartan información personal con extraños. Por eso, es importante conocer en qué consiste exactamente este fenómeno y qué medidas se pueden llevar a cabo para frenarlo, un objetivo que persigue el Día de la Internet Segura, creado por la Unión Europea para concienciar sobre los riesgos de internet.