Al volante: cómo actuar ante algunas situaciones extremas en la ruta

Consejos del ex piloto y campeón de automovilismo Osvaldo “Cocho” López, consultor e instructor en temas de Seguridad y Educación Vial a nivel nacional.

Desde la Unidad Ejecutiva de Seguridad Vial se viene trabajando en informes técnicos y educativos sobre los reparos que deben tener los conductores particulares al viajar por rutas y en especial las de alta montaña.

El ex piloto y campeón de automovilismo argentino y sudamericano Osvaldo “Cocho” López, quien desde hace años es un referente como consultor e instructor en temas de Seguridad y Educación Vial a nivel nacional, brinda consejos sobre situaciones extremas en la ruta.

López fue consultado sobre cómo deben actuar los conductores si se encuentran en la ruta con otro vehículo que viene de contramano (ocupa nuestro carril), tratando de sobrepasar a otro: “Si el vehículo ocupa tu mano, tu carril, porque viene sobrepasando a otro y no alcanza a lograrlo, la acción es clara. Tenemos que disminuir la velocidad automáticamente, ir frenando y poner dos ruedas en el borde derecho del pavimento o si se puede sobre la banquina. Esto es para que el que viene de frente entienda nuestra maniobra para darle paso;así no duda en seguir avanzando ante la situación de que no pueda hacer otra cosa.De lo contrario podría asustarse y optar por ir a la banquina de nuestro lado, con el mayor riesgo de un choque frontal. Hay que recalcar que no hay que perder tiempo con el cambio de luces, enojarse y demás. Hay que actuar y prevenir”.

Atención en los descensos

“En subida en zona de montaña, como conductores tenemos la ventaja de que levantamos el pie del acelerador y el vehículo se frena. Pero en descensos hay que tener muchísima más atención, ya que las velocidades se triplican. No es lo mismo bajar entre 40 y 60 KM/H que entre 60 y 80 km/H. En este segundo caso esos 20 kilómetros de diferencia son geométricos (diferente el impuso del auto por peso y por masa) y para que la gente lo entienda ahí esos 20 se transforman como en 60 KM/H. A esto hay que sumar mayor precaución en aproximaciones de curvas”, aconsejó el ex piloto.

Conocer el contexto del camino

López indicó que “es muy importante saber a dónde vamos: si es un lugar de curvas, semicurvas, bajadas, subidas, si el asfalto está en mal estado, etc… Así sea 110 la velocidad permitida, pero si el terreno no lo permite porque por ejemplo sentís que el auto se mueve, salta o golpea, ahí la velocidad máxima la pone uno mismo, tu sentido de la seguridad te da la velocidad que tenés que seguir”.

Recaudos previos a un viaje

“Si sos el conductor, sos el capitán del barco, nadie te debe distraer o molestar, todo lo contrario, tienen que estar relajados viendo tu tranquilidad de manejo”, subrayó el especialista, y agregó: “antes de un viaje, prevé todo con tiempo. Llevar el coche a su mecánico habitual para verificar el triángulo de seguridad: neumáticos, frenos y suspensión. Cargar el vehículo la noche anterior a la salida e ir a dormir relajado, para saber que al levantarnos está todo listo para disfrutar del viaje. Ahí también es clave no preocuparse por el horario de llegada, sino programarse por la salida y disfrutar del viaje”.

Accidentes más frecuentes en las ciudades

Con respecto a las ciudades de la Argentina, “notamos que mucha gente no tiene respeto por su propia vida y la de los demás, ya que choca en las esquinas. Esto quiere decir que hay un grado de desatención muy grande, ya que en vez de llegar a ese punto -sea de prioridad de paso o no- lo que debe hacer es levantar el pie del acelerador y ponerla en el freno, y con eso ya estamos en una actitud defensiva y atentos por si alguien se cruza”.