Continúan las obras de remodelación en complejos carcelarios de la provincia

Los trabajos de construcción y reacondicionamiento permitirán habilitar nuevos espacios administrativos para el personal, y de alojamiento para los internos.

Autoridades del Servicio Penitenciario informaron que continúan una serie de obras de construcción y remodelación, destinadas a mantener y mejorar las instalaciones edilicias de los distintos complejos, unidades y alcaidías de toda la provincia.

Este reacondicionamiento incluye no sólo celdas, pabellones y espacios de recreación y educación para internos, sino también la construcción de nuevas oficinas administrativas para el personal penitenciario.

Los trabajos pertenecen a un plan de obras impulsado por la Dirección General del Servicio Penitenciario, junto el Ministerio de Seguridad y el Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía, para seguir avanzando en la construcción de cárceles más seguras y menos violentas.

Para ello, es fundamental que quienes se encuentran alojados tengan optimas condiciones habitacionales, laborales y de educación, como así también que el personal que cumple funciones administrativas y de seguridad pueda realizar sus tareas diarias en lugares seguros y acondicionados.

Obras

Actualmente, las obras principales se centran en Boulogne Sur Mer, San Felipe y la Unidad III de El Borbollón, sin olvidarnos de los avances producidos en la Cárcel Federal, y los proyectos de construcción de Almafuerte II y la Alcaidía N°3 de Tunuyán

En el Complejo Penitenciario N°I, el más antiguo de la provincia, las tareas se basan en la colocación de módulos externos de sanidad, colocación de módulos de educación, la reparación de las conexiones de gas, y la apertura de un nuevo sector para el ingreso y egreso de internos.

El Complejo San Felipe en tanto, tendrá un nuevo edificio en donde se ubicarán oficinas administrativas, lo que permitirá dividir los espacios, más allá de la construcción de los muros en reemplazo de la tela perimetral que se realizó durante todo el 2017.

La Unidad III de El Borbollón está siendo reacondicionada y se espera que en los próximos meses se finalicen las obras que implican la construcción de cuatro edificios nuevos destinados a oficinas administrativas, seguridad externa, conserjería y un sector de alojamiento para 16 mujeres que se encuentren en período de prueba.

Además de estos trabajos que representan obras importantes, el personal penitenciario continúa, junto con internos, llevando adelante una serie de reparaciones de mantenimiento correctivo en pabellones, celdas y sanitarios en todos los sectores de alojamiento carcelario de la provincia.