Vacunaron contra el tétanos a mujeres que trabajan en el vestuario de la Vendimia

La actividad es parte de una campaña que lleva adelante el Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes. El tétanos se contagia por heridas o punciones,  genera espasmos, contracturas musculares y puede desencadenar un paro respiratorio y muerte. Se puede evitar sólo con una vacuna. 

La ministra de Salud, Desarrollo Social y Deportes, Elisabeth Crescitelli, visitó el Espacio Cultural Julio Le Parc de Guaymallén, donde trabajan las modistas, planchadoras y lavadoras encargadas del vestuario de la Fiesta Nacional de la Vendimia que hoy recibieron la vacuna contra el tétanos.

El tétanos se contrae por heridas o punciones. La enfermedad, que genera espasmos, contracturas musculares y puede desencadenar un paro respiratorio e incluso la muerte, se puede evitar sólo con una vacuna.

Durante la visita, la ministra Crescitelli explicó que la actividad  del Departamento de Inmunizaciones en el Le Parc intenta generar conciencia entre los ciudadanos sobre la importancia de vacunarse contra el tétanos. “La enfermedad se puede producir por una herida insignificante, y es por ello que hoy estamos inmunizando a nuestras modistas”, señaló.

La vacuna forma parte del Calendario de Vacunación y está disponible en todos los centros de salud y hospitales de la provincia. Se administra gratis y debe reforzarse cada diez años.

Iris Aguilar responsable del Departamento de Inmunizaciones, advirtió que “el tétanos mata”. Aguilar destacó que la vacuna contra el tétanos no tiene efectos adversos aunque puede provocar dolor las primeras 24 horas en el sitio de aplicación, que es el brazo.

Tétanos: ¿qué es?

El tétanos es una infección grave causada por una toxina generada por la bacteria Clostridium tetani, que está presente en el suelo. No es contagioso y no se transmite de persona a persona. Sin embargo, sí se puede contagiar por heridas, punciones sucias o quemaduras en cualquier persona no inmunizada.

Otra forma de tétanos es el tétanos neonatal. Se da en bebés que nacen en lugares con falta de higiene o por contaminación del cordón umbilical cuando las madres no están inmunizadas.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas suelen desarrollarse de forma gradual en las primeras semanas. La persona afectada experimenta espasmos de los músculos de la mandíbula, dolor de cabeza e irritabilidad. A continuación, experimenta tensión muscular, dolor, espasmos que se diseminan a otras partes del cuerpo, incluyendo el cuello, los hombros y la espalda, con creciente intensidad.

¿Cómo se previene?

El Calendario Nacional de Vacunación contempla la Vacuna Pentavalente a los 2-4-6 meses, la cuádruple a los 18 meses, la triple bacteriana celular al ingreso escolar, la triple bacteriana acelular a los 11 años y luego, cada diez años, la doble adultos. Durante el embarazo se debe completar el esquema si la madre no está correctamente inmunizada.