Avances en Manejo Sustentable de Tierras Secas en la Provincia

Se busca contrarrestar la desertificación y la conservación de las tierras áridas.

La Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial –a través de la Dirección de Recursos Naturales Renovables– organizó una reunión para analizar el avance del proyecto de Manejo Sustentable de Tierras Secas del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Se trata de la denominada “revisión de medio término”, donde consultores externos hacen el seguimiento para analizar de qué forma se está desarrollando el trabajo.

“Una de las mayores fortalezas de este proyecto es lograr que todos los organismos que trabajan con distintas miradas sobre el territorio puedan estar incluidos en este proyecto. Desde el impulso que brinda la Nación, todos los organismos provinciales y los municipios involucrados han venido trabajando conjuntamente, haciendo un trabajo interinstitucional e interjurisdiccional serio técnicamente y generoso”, sintetizó el secretario de Ambiente, Humberto Mingorance.

Este proyecto –que también se aplica en otras provincias argentinas con zonas áridas– promueve las prácticas sustentables en áreas con graves problemas de degradación y con susceptibilidad a la desertificación, hecho al que se le da prioridad en la planificación del territorio. Busca brindar beneficios a los pobladores locales aumentando sus capacidades y conocimientos en temas de manejo sustentable.

La Provincia le ha dado a este tema una importancia tal, que se ha organizado una comisión específica para tratar las temáticas de la conservación del suelo de las tierras secas dentro del Plan Provincial de Ordenamiento Territorial para abordarlo.

Este proyecto está previsto para desarrollarlo hasta el 2019 y ya lleva dos de trabajo. Se encuentra en un nivel de avance intermedio y la etapa siguiente se focalizará en consolidar las técnicas y las medidas para el manejo sustentable del árido para hacer posible el desarrollo de los pobladores de esos territorios. En la provincia tiene adjudicados sitios específicos de intervención en el departamento de Lavalle –Gustavo André y Tres Cruces–; en La Paz –Campamento– y en Santa Rosa, en el Divisadero de Ñacuñán.

Este proyecto se viabiliza a través de los siguientes componentes: Prácticas de Manejo Sustentable de Tierras, Espacio Multisectorial, Nodos SIG, Comunicación y Sensibilización y Géneros y Pueblos Originarios.

Las Prácticas de Manejo Sustentable por ejemplo abordan el desarrollo de la ganadería en tierras secas y en bosques nativos, lo que plantea el doble desafío del desarrollo de esta actividad en función de la conservación del suelo y del bosque. El componente GIS –sistema de información georreferenciada– permite visualizar espacialmente las problemáticas incluidas en el tema, como la conservación del suelo, las afectaciones por incendios y el desarrollo de los bosques nativos. El componente social de género, por ejemplo, se ocupa del rol de la mujer en su lucha por mantener a su familia con los recursos como el agua y la leña. En cuanto a las comunidades originarias, se incluyen los saberes y valoraciones de los pueblos nativos respecto al ambiente, a la flora, la fauna, entre otros muchos aspectos.

El encuentro se llevó a cabo con la asistencia del coordinador nacional del Proyecto de Manejo Sustentable, consultores internacionales, representantes técnicos del Iadiza, de la Infraestructura de Datos Espaciales –IDE Mendoza–, de la Agencia Provincial de Ordenamiento Territorial y de la Dirección de Recursos Naturales Renovables. Y contó con la presencia del secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial.