El equipo de Ariel Holan cayó ante los brasileños por un cabezazo de Jádson. El árbitro no cobró un penal a favor del Rojo y le anuló mal un gol. Así, se complica en el Grupo G de la Libertadores. Mirá lo mejor acá

En un entretenido partido y con un final polémico en Avellaneda, Independiente perdió 1 a 0 con Corinthians con un gol de cabeza de Jádson, por la fecha 3 del Grupo G de la Copa Libertadores.

Los brasileños dieron el golpe a los 35 del complemento con una jugada muy bien armada desde un lateral ante una falla defensiva grupal y una insuficiente respuesta de Martín Campaña.

El árbitro uruguayo Daniel Fedorczuk y su asistente Carlos Pastorino estuvieron en la mira de la gente del Rojo tras cobrar un offside en la jugada que terminaba en el empate sobre el final, aunque las imágenes demostraron que Silvio Romero estaba habilitado. Además, los dirigidos por Ariel Holan protestaron una mano dentro del área que hubiese sido penal.

El conjunto de Avellaneda compartió la posesión de la pelota en la primera parte, atacó insistentemente con Silvio Romero, Martín Benítez y Gonzalo Verón, y contó con varias situaciones peligrosas aunque no estuvo certero de cara al arco de Cássio.

Del otro lado, más parado para el contraataque, el equipo brasileño generó chances clarísimas ante Martín Campaña, que se salvó tras un rebote en un remate de Clayson. Los paulistas buscan sobre todo por el costado derecho, pero constantemente buscan la espalda de Fabricio Bustos con cambios de frente.

A los 28 de la primera parte, Verón estuvo cerca después de un avance en velocidad: encaró hacia adentro, se metió en el área y disparó, pero la pelota rebotó en un defensor y el arquero visitante la sacó con los pies.

Más tarde, el Rojo sufrió atrás con una contra solitaria de Ángel Romero que contuvo Campaña, e inmediatamente volvió a buscar a través de Fernando Gaibor, que tiró fuerte contra el parante del palo izquierdo.

Sobre el final de la primera etapa, Benítez armó una pared con Verón y pateó a colocar desde la puerta del área, pero otra vez el balón se fue por un costado.

En el comienzo del complemento, Clayson hizo una de las mejores maniobras del partido: se sacó de encima a 3 rivales a pura gambeta, se metió en el área y, en lugar de definir, quiso eludir a un jugador más y Campaña le robó la pelota.

A falta de 10 minutos, el conjunto brasileño dio el golpe: de un lateral, Ángel Romero desconcertó a sus contrarios y tras un excelente centro, Jádson le ganó de cabeza a Amorebieta y venció la resistencia de Campaña.

La polémica de la noche, por si faltaba, fue un error grave del asistente Carlos Pastorino, que levantó la bandera cuando Silvio Romero ponía el 1 a 1.

Tras un despeje en el área, Gaibor pateó desde afuera y el ex Lanús la desvió al gol, pero el árbitro Daniel Fedorczuk lo anuló por un supuesto offside.

Allí, el Rojo entró en la impotencia y no pudo igualar el partido en los escasos minutos que le quedaban. De esta forma, Independiente se quedó con 3 puntos en 3 presentaciones, con dos derrotas y un triunfo, y se complicó de cara a la clasificación en el Grupo G.

El Timao, que se llevó una victoria importantísima, se erige como puntero con 7 unidades, sigue invicto en la Libertadores y se perfila como uno de los candidatos a quedarse con el primer lugar de la zona.

Fuente: FiloNews