Hoy se comienza a trabajar el informe que realizará la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial en coordinación con los Municipios sobre “Evaluación de Amenazas Aluvionales en el Piedemonte del Área Metropolitana de Mendoza”.

La Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial, a través de la Agencia Provincial de Ordenamiento Territorial y la Agencia de Cambio Climático, presentó el estudio que realizará mediante un financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en conjunto con el Instituto Nacional del Agua, para estudiar las amenazas aluvionales en el área de Piedemonte.

El área a estudiar abarca los departamentos de Luján de Cuyo, Godoy Cruz, Capital y Las Heras y sus limites se demarcan desde el cerro La Cal de las Heras hasta la zona de Los Cerrillos en el límite Sur del departamento de Luján. Hacia el Oeste, desde el faldeo cordillerano hasta las líneas de las máximas alturas de la precordillera y en el Este hasta la ruta Panamericana y Boulogne sur Mer.

El objetivo del estudio es llegar a identificar zonas de mayor o menor riesgo aluvional, se evaluarán las amenazas geológicas y el potencial riesgo sobre infraestructuras económicas.

El secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial, Humberto Mingorance destacó: “Este es el inicio de un estudio que se va a realizar en el Piedemonte y que es de gran interés e importancia para el Plan Provincial de Ordenamiento Territorial. Es fundamental para comprender como impactan los riesgos aluvionales que se pueden generar en el Piedemonte sobre el área metropolitana y sobre algunos barrios que ya están asentados en el Piedemonte. El estudio tendrá una duración de 5 meses y se realizará en forma conjunta con los municipios y los organismos que tienen injerencia en toda el área: Hidráulica, Vialidad Provincial, Irrigación, Cambio Climático y Recursos Naturales por la biodiversidad que se encuentra en esas zonas.”

El funcionario explicó que “se busca obtener una herramienta precisa para la toma de decisiones en cuanto a la planificación ya que los municipios se encuentran realizando sus planes de ordenamiento territorial y la información que se obtendrá será un insumo fundamental para los mismos”.

“Este estudio apunta a cómo preservamos y generamos un plan de manejo del piedemonte para preservar la biodiversidad y las áreas de recarga de acuíferos y para dimensionar los asentamientos formales e informales que se registren de manera de poder tomar las medidas y planificaciones necesarias.”, concluyó Mingorance.

Por su parte Nadia Rapali, coordinadora de la Agencia Provincial de Ordenamiento Territorial, recalcó: “Una vez obtenidos los resultados de este estudio se podrá planificar a futuro cuales son las zonas en las que se pueda urbanizar y de que manera, y se podrán tomar medidas de mitigación del riesgo aluvional sobre lo que ya está construido. Se busca preservar los cauces ya que es importante tener en cuenta que Mendoza está en permanente riesgo aluvional, no solo el área de Piedemonte sino toda el área metropolitana aguas abajo”.