En los pasillos de la Casa Rosada resuenan rumores de nuevas modificaciones, tras la salida de Juan José Aranguren y Francisco Cabrera.

Tras un fin de semana de furia en el que el Presidente decidió echar a dos ministros, una usina de rumores se adueñó de Casa Rosada sobre versiones de reducciones de ministerios – se especula que al menos cinco carteras pasarían a ser secretarías como una señal de austeridad en medio del plan de ajuste pedido por el FMI-, pero al cierre de esta edición ninguna fue confirmada oficialmente.

Sí se estima que los funcionarios designados en lugar de Francisco Cabrera y Juan José Aranguren, Dante Sica y Javier Iguacel, respectivamente, jurarán sus cargos el próximo jueves. Casualmente este último funcionario visitó este lunes Casa Rosada para reunirse en Jefatura de Gabinete para delinear los pasos a seguir. Antes se juntó en el Palacio de Hacienda con el ministro saliente de Energía.

Por la tarde el ex director de Vialidad aceptó un breve diálogo con este medio, en el que admitió que buscan diagramar una relajación al esquema de aumento de tarifas programadocon la promesa de extender los plazos de concesión a las distribuidoras eléctricas y de gas de red. “Estamos analizando esto en Jefatura”, admitió luego que Mauricio Macri admitiera que aún falta descargar en los usuarios un tercio de los subsidios tarifarios y graficó que su encuentro con el ex CEO de Shell como “muy bueno” en el que estuvo adentrándose en las políticas de la cartera.

Aranguren se enteró de su salida el mismo viernes cuando estaba en Bariloche para la reunión de los secretarios de Energía de los países miembros del G20. Una fuente gubernamental consultada admitió que no gustaron las formas en que el Ejecutivo comunicó el cambio de nombres del Gabinete, un sábado a la noche esperando que un buen resultado de la Selección opaque los ruidos internos del gobierno. “Estamos guardando un prudente silencio”, dijeron en el entorno del saliente funcionario.

Lo cierto es que desde el sábado circulan versiones sobre cambios en el Gabinete. Luego de la fusión de Finanzas en Hacienda y de Energía en Producción, se conocieron rumores que ministerios como Medio Ambiente, Agroindustria, Cultura y Turismo podrían también pasar a ser secretarías y de esa forma disminuir su dotación de cargos jerárquicos y, por ende, de gasto. Incluso una versión indicaba de un cambio de nombres en carteras como Trabajo, algo desestimado en esta última dependencia. Fuentes oficiales, no obstante, negaron que vayan a producirse nuevos cambios.

Las versiones suceden a la par de numerosas reuniones en el Palacio de Gobierno. Por la mañana, el presidente Macri encabezó coordinación de gobierno y a las 12 se juntó la flamante mesa política con Marcos Peña, Rogelio Frigerio, María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta y Emilio Monzó.

Nervioso, un alto funcionario consultado sobre si iban a eliminarse nuevos ministerios sólo atinó a decir un “no” mientras transitaba los pasillos del palacio gubernamental. Con todo, habrá que esperar los próximos días porque en el gobierno admiten que las noticias del sábado sorprendieron a muchos ministros -en la noche de ese día algunos funcionarios preguntaban si había datos sobre su continuidad en el cargo- y nadie puede asegurar que no haya un nuevo rediseño en el Gabinete.

Sorprendió un almuerzo entre Mauricio Macri y el titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti. Una fuente oficial arguyó que era una cita programada y que el jurista habría comunicado su decisión de abandonar el alto cargo, algo desmentido desde el Palacio de Tribunales. La marea de versiones, con todo, involucró a otro poder del Estado.

Este lunes por la noche, el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis –se rumoreó un eventual pase de Medio Ambiente a su cartera– publicó en su perfil de Twitter que “frente a las versiones, quiero desmentir categóricamente que durante la reunión entre el Presidente y Ricardo Lorenzetti se haya hablado sobre su renuncia a la presidencia de la Corte Suprema de Justicia”. Fuente: Diario Popular