En plena investigación por la posible injerencia rusa en su campaña, Trump afirma que está legitimado para concederse a sí mismo el perdón presidencial, aunque asegura que no tiene nada que reprocharse.

El mandatario estadounidense Donald Trump ha afirmado este lunes que tiene “absoluto derecho” a concederse a sí mismo el indulto presidencial, aunque matizó que no tiene nada que reprocharse, en medio de la investigación por la posible colusión entre su campaña electoral y Moscú.

“Como ha sido establecido por numerosos especialistas en derecho, tengo el absoluto derecho de otorgarme el PERDÓN a mí mismo, pero ¿por qué haría eso cuando no he hecho nada malo?“, escribió en Twitter.

También afirmó, una vez más, que es objeto de una cacería de brujas en el marco de la investigación sobre la injerencia rusa en las presidenciales de 2016.

Se cree que esta es la primera vez que el propio Trump se refiere directamente a ese poder de indultarse a sí mismo, aunque sus abogados han explicado de manera bastante amplia las prerrogativas presidenciales, incluido el derecho al perdón.

Uno de los abogados de Trump, Rudy Giuliani, dijo el domingo que el presidente estadounidense “probablemente” tendría el poder de indultarse a sí mismo ante cualquier acusación derivada de la investigación sobre la intromisión rusa en la campaña presidencial, aunque aseguró que el mandatario no tenía intenciones de hacerlo. “Indultar a otras personas es una cosa. Indultarte a ti mismo es otra”, señaló Giuliani.

En una carta a Robert Mueller, el fiscal especial que investiga el caso de la injerencia rusa, los abogados del presidente argumentaron en enero que Trump “podría, si quisiera, terminar la investigación o incluso ejercer su poder de perdón si así lo deseara”.