En la provincia, solamente el 18% son dadores voluntarios de sangre. El  objetivo es aunar esfuerzos entre los estatal y lo privado y llegar a 100% de donantes voluntarios.

El Ministerio de Salud Desarrollo Social y Deportes y Salud adhiere al Día Mundial del Donante de Sangre y promueve la donación de sangre voluntaria, habitual  y solidaria.

Este año, la campaña mundial de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se centra en el lema “Date a los demás, dona sangre, comparte vida”, para resaltar la percepción de que la donación de sangre es un acto solidario que pone de manifiesto valores humanos fundamentales: altruismo,
respeto, empatía y generosidad.

En Mendoza, en adhesión a esta celebración el Centro Regional de Hemoterapia realizará, a las 12, la firma de un convenio de incorporación a la Alianza provincial de sangre con Fundavita y Autam. Posteriormente se brindará  un agasajo a los donantes e instituciones amigas con músicos en vivo.

Al respecto, el director del Centro Regional de Hemoterapia, Pedro Ruiz, expresó: “El objetivo es aunar esfuerzos y trabajar en la concientización de la donación voluntaria de sangre. Actualmente, contamos con 18 mil donantes de sangre, estamos en el límite inferior de lo que necesitamos. Pero debemos recordar que este es un recurso crítico. Por ello es muy importante realizar este cambio de paradigma para que toda la sangre disponible sea de donantes voluntarios.”

Así también Ruiz destacó que las personas que deseen donar sangre pueden dirigirse a los  servicios de donación de los hospitales o al Centro Regional de Hemoterapia, en Montecaseros y Garibaldi de Ciudad y en las colectas que  se realizan en los municipios o empresas.

Políticas sanitarias en pro de la donación voluntaria

En Argentina cerca de un millón de personas donan sangre todos los años y la mayor parte concurre en respuesta a la convocatoria de un familiar o amigo. Este tipo de organización es imperfecta ya que no asegura la disponibilidad en el momento que se requiere.

En Mendoza, sólo el 18% de la población es donante voluntaria de sangre y el objetivo es promover la donación de sangre como práctica habitual, voluntaria, solidaria y anónima, y fomentar estilos de vida saludables entre los donantes habituales, condiciones esenciales para garantizar sangre segura.

Hasta la fecha no existen sustitutos de la sangre ni de la mayor parte de sus componentes, es por eso que son considerados medicamentos esenciales. Solo la gestión conjunta del sistema sanitario y los donantes voluntarios de sangre pueden garantizar la disponibilidad en tiempo y forma para los receptores.

Los ministerios de Salud de Nación y de las provincias, están implementando una política de sangre segura por lo que poder contar con el 100 % de donantes voluntarios es un objetivo central.

Para ello los bancos de sangre están implementando colectas de donaciones de sangre fuera de los hospitales, en colegios y universidades, instituciones oficiales, empresas y en la vía pública. La idea es que las personas sanas puedan donar sin necesidad de concurrir a los hospitales y sin alterar su rutina diaria.

En concordancia con esta política nacional  Mendoza viene desarrollando alianzas público-privadas por la donación voluntaria y habitual de sangre, en el Centro Regional de Hemoterapia. Entre las empresas con las que se han concretado estas alianzas se encuentran Nevada, Universidad
Maza, Andesmar, Autam y Pampa Energía.

Donación de sangre

La donación de sangre es un acto altruista para el que no hay que tener condiciones excepcionales, únicamente la conciencia de que es necesaria para alguien o para nosotros mismos, 9 de cada 10 personas la necesitarán en algún momento de su vida.

Puede donar cualquier persona con buen estado de salud, mayor de 18 años y menor de 65 y que pese más de 50 kg. Los hombres pueden donar cada tres meses, y las mujeres, cada cuatro meses.

Donar no es perjudicial para el organismo

Una bolsa de donación recoge 450 cc de sangre. Es una cantidad que el cuerpo asume sin ningún problema cuando estamos sanos y que no causa ningún trastorno posterior. El cuerpo la regenerará en unos días mientras sigue con su trabajo habitual.

¿Cuánto tiempo lleva donar?

El proceso de donación dura unos 15 minutos y al finalizar se le ofrece al donante un refrigerio y bebida, junto a recomendaciones para las horas siguientes: beber abundante líquido, no cargar con mucho peso en el brazo que se haya pinchado y no fumar, entre otras.

Donar es seguro

La donación de sangre es un proceso seguro que se realiza bajo la responsabilidad de un equipo médico. Todo el material que se usa es estéril y de un solo uso. Es imposible la transmisión de ningún tipo de enfermedad durante este proceso. El reconocimiento previo asegura que el
donante cumple con todos los requisitos y que la donación no supondrá para él ningún riesgo. Todas las donaciones son analizadas.

La importancia de donar

Cuando una persona pierde sangre en gran cantidad por un accidente o una operación, o tiene problemas de salud, puede que sea necesario que reciba una transfusión de sangre. Sin embargo, dado que la sangre humana es una sustancia que actualmente no se puede sintetizar, es necesario extraerla de otra persona, es decir, un donante de sangre.

Desde hace más de 10 años Argentina, a través del Plan Nacional de Sangre, trabaja para aumentar la cantidad de donantes voluntarios no vinculados, que trae como una de sus ventajas el aumento de la seguridad transfusional.

¿Quién puede donar sangre?

Cualquier persona que cumpla con las siguientes condiciones:

  • Tener entre 18 y 65 años.
  • Pesar más de 50 kg.
  • Gozar de buena  salud.
  • No haber padecido enfermedades que sean transmisibles por vía sanguínea como  hepatitis B y C, Chagas, VIH, sífilis, etc.
  • No haber tenido relaciones sexuales con parejas ocasionales o que resulten riesgosas para contraer alguna de las enfermedades mencionadas.
  • No consumir drogas ilegales.

No haberse realizado recientemente (un año) tatuajes, perforaciones o escarificaciones cutáneas.

¿Hay riesgos de infección o de contaminación para el donante?

No. El material que se usa para la extracción es estéril y descartable.

¿Cómo se efectúa una donación de sangre?

Tanto en el Centro Regional de Hemoterapia como en Colectas Externas, el donante es atendido por un equipo profesional.

Primero se le realiza una entrevista médica, para determinar si está en condiciones de donar sangre. Toda la información brindada se encuentra bajo secreto profesional.

Luego se evalúan ciertos parámetros clínicos, como la hemoglobina, la tensión arterial, el pulso, el peso y  la temperatura corporal.

Este proceso de selección pre donación se realiza para determinar que la donación de sangre no afecte al donante y sea segura para el receptor.

La extracción es realizada por personal técnico siguiendo estrictas normas de calidad, higiene y confort. La cantidad de sangre a extraer es de 450 ml (+/- 45 ml).

Cada unidad donada será estudiada para detectar infecciones transmisibles por transfusión como: hepatitis B y C, sífilis, brucelosis, Chagas, VIH/Sida y HTLV.

Después de la donación se le servirá un refrigerio.

Todo el proceso dura aproximadamente 20-30 minutos.

¿Qué se obtiene a partir de una unidad de sangre?

De una unidad de sangre se obtienen distintos hemocomponentes: glóbulos rojos, plaquetas y plasma, los cuales van a ser utilizados dependiendo de la patología de cada paciente.

¿Qué es lo que necesito saber si voy a donar sangre?

Ayuno: no es necesario. Se recomienda ingerir previamente alguna bebida como mate, té, café, jugo azucarado o gaseosa. No consumir lácteos ni grasas previo a la donación.

Ropa: es conveniente ir con prendas cómodas y fáciles de arremangar.

Documentación: deberá concurrir con su Documento Nacional de Identidad.