Casa de Mendoza junto al Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini realizaron el 6 de junio el Tercer Encuentro de la III Edición del ciclo Vino la Música que se desarrollará durante todo el año, en el Centro Cultural de la Cooperación, Av. Corrientes 1543 CABA.

El ciclo Vino la Música tiene como objetivo generar un espacio de promoción cultural de la provincia de Mendoza y de sus productos regionales. Se brinda al público una velada activa, donde puede conocer y aprender los secretos del vino mendocino a través de clases de degustación de diversos varietales y excelente música.

En cada encuentro, la bodega designada desarrolla una clase de degustación: explica las características de los vinos, los terruños, la guarda, las diferencias de cada cepa, responde a las preguntas de los participantes y realizan el proceso de degustación y todo lo relacionado con la educación del buen beber.

Además, los asistentes, al terminar la degustación disfrutan de un espectáculo en vivo de jazz, tango y de  folclore mendocino.

Y en esta edición también se suman las artes plásticas, ya que durante el show musical se proyectan imágenes digitales de artistas mendocinos.

Tercer encuentro

En este tercer encuentro los presentes pudieron disfrutar de la clase de degustación de Bodega Amakaik, ubicada en el hermoso paraje de Atuel Norte, a 30 km del departamento de San Rafael, con vinos artesanales de excelente calidad como cabernet sauvignon, cabernet/malbec, malbec y syrah.

Además, el folclore se hizo presente a cargo de Ül-Mapu Canto a la Tierra, compuesto por  Pratricia Rey en voz, Octavio Caruso en guitarra, Gustavo Troilo en bajo y Patricio Cavanagh en percusión. Su inspiración, en diferentes estilos musicales, es plasmada sutilmente en cada una de sus interpretaciones, transitando por el  folclore argentino, boleros y canciones propias. Sin perder la esencia, matizan ligeramente cada tema, dejándose llevar por sus instintos musicales hacia improvisaciones e intensidades de cada canción.

Durante el show se proyectaron las imágenes del artista plástico Marcelo Marchese y se pudieron degustar productos de Sabor Sano. También se entregó material bibliográfico del Fondo Vitivinícola de Mendoza.

El público disfrutó de una verdadera noche mendocina en Buenos Aires, donde pudo conocer y aprender los secretos del vino de nuestra provincia y deleitarse con excelente música.