En medio de la crisis económica y social que atraviesa la Argentina, el gobierno de Mauricio Macri celebró como un gol de último minuto la recalificación a “mercado emergente” pero ¿qué significa exactamente esto?

La calificadora de riesgo Morgan Stanley Capital Internacional (MSCI) subió este miércoles a la Argentina a la categoría de “mercado emergente” desde “mercado fronterizo” en la que se encontraba.

La decisión fue celebrada por el oficialismo como un gran triunfo en momentos en que la situación económica y social le depara más dolores de cabeza que otra cosa.

¿Pero qué implica para la Argentina pasar a ser un “país emergente”?

En primer lugar, la Argentina podrá profundizar su estrategia de endeudamiento externo si así lo quisiera, ya que la mejor calificación le permite obtener tasas más bajas.

Pasar a ser emergente significa también para los mercados internacionales que la Argentina es más confiable que antes cuando era fronterizo.

En el Gobierno confían que esto implicará una mayor llegada de inversiones ya que muchos fondos de inversión, de acuerdo con sus estatutos, sólo tienen permitido incluir acciones de empresas de países con este piso de calificación.

De esta manera a mediano plazo el mercado accionario podría experimentar una inyección de liquidez.

La reclasificación también impacta en los bonos emitidos por la Argentina que ganarían atractivo y al tiempo que el gobierno de Mauricio Macri podrá emitir más deuda pero ahora a mejores tasas.

La Argentina se suma así al grupo de países latinoamericanos que ya formaban parte del grupo de mercado emergente: Brasil, Chile, Colombia, México y Perú.