Hay momentos que quedarán en la historia. Que marcan un punto de inflexión. Este domingo los alvearenses tuvimos la fortuna de presenciar uno de esos momentos. El Cine Teatro Antonio Lafalla abrió sus puertas y la cultura del departamento volvió a sonreír.

Con la presencia del intendente Walther Marcolini, el Ministro de Economía, Martín Kerchner, El Secretario de Cultura, Diego Gareca, concejales, funcionarios, familiares de Antonio Lafalla, y alrededor de mil alvearenses, el telón del Cine Teatro Antonio Lafalla volvió a levantarse para exhibir el orgullo de todo un pueblo.

Muchos años tuvieron que pasar para que los pasillos de este emblemático edificio volvieran a recibir a los alvearenses, ávidos de disfrutar de un espacio donde disfrutar de grandes obras, con la posibilidad de albergar orquestas de gran nivel y también de los estreno mundiales del cine, este domingo el sueño de todo el departamento se hizo realidad.

El intendente Walther Marcolini agradeció a los presentes y destacó que “todos los alvearenses tenemos que apropiarnosla, cuidarla, quererla y disfrutarla, que es lo principal”, dijo en este emotivo momento, “La cultura es amplia, pero sobre todo el teatro, que ha expresado siempre la razón del ser humano, siempre ha sido el lugar de encuentro donde se expresan los sentimientos y aca se van a expresar muchos sentimientos, y es un punto de partida porque abre un ciclo que es el de tener un espacio para la cultura que nos da la posibilidad de estar al mismo nivel que cualquier ciudad destaca del País”.

Con una capacidad total para 548 personas. Un cine con 122 butacas, equipado con tecnología 3D, paneles de aislación acústica en paredes y cielo raso, sistema de climatización frío calor, detectores de humo y baños propios, entre otras comodidades. El teatro cuenta con 426 modernas butacas. Vale destacar el carácter inclusivo de las instalaciones, ya que ambas salas poseen butacas especiales para  personas con obesidad y espacios para discapacitados motrices que utilicen silla de ruedas; para acceder al cine que se encuentra en planta alta, el Cine Teatro Antonio Lafalla, cuenta con un ascensor exclusivo para embarazadas, ancianos y discapacitados; y también, además de los 9 baños convencionales, hay uno para discapacitados en planta baja.

“Se tomó la decisión de llevar la obra adelante, el trabajo, la constancia, el ahorro, el hacer bien las cosas, todo eso hoy se ve reflejado en esta obra” dijo el Secretario de Obras, Víctor Álvarez. Esta gran obra, abre además, una gran veta que tiene al turismo como protagonista, “Esto nos genera muchas expectativas porque me emociona pensar que esto proyecta a Alvear a otro nivel, esto ya tiene una historia en Alvear. La actividad turística demanda servicios, y cada vez que los hay, la gente nos elige, y con esto nos van a reconocer aún más” dijo Fabiana González, Directora de Turismo.

La renovación comenzó en enero del 2015, luego se paralizó y se adjudicó por más de $16 millones, en abril del 2016 se retomó con un avance del 30% de obra gruesa, pero solo se había pagado el certificado 1 y 2 que era el equivalente al 10% de obra por un monto de un poco más de $1 millón. Las butacas, los equipos de ambientación, la luminotecnia, los telones, sumaron un monto de más de $30 millones que fueron financiados por el Programa de Infraestructura Municipal de la Provincia de Mendoza, a eso hubo que sumar los costos de reinicio de obra, las actualización de los precios, el equipamiento de las oficinas,  boletería y cine, como también la jerarquización del acceso al cine teatro, haciendo un costo final de $47.290.844. Esto significó una inversión significativa para General Alvear, de lo cual 30 millones fue financiado por la Provincia y 17 millones por el Municipio.

Ministro Martín Kerchner dijo “recuerdo cuando llegué la primera vez, esto era un cine a cielo abierto, porque no tenía techo, y cada vez que venía recorría la obra, agradezco a General Alvear que me deje participar de este momento, ha habido un antes y un después, y creo que este pueblo está saliendo adelante” remarcó, “lo importante es decir que sí, eso construye, decir que no, destruye, y creo que esa es la forma de salir adelante, porque para ser grandes hay que tener voluntad”.

Quien también estuvo presente fue Diego Gareca, Secretario de Cultura de la Provincia, “la palabra correcta para este momento es Histórica, porque los espacios culturales son para toda la vida, por eso todos los días batallamos por mantener los espacios y propiciar que se abran otros”.

Uno de los momentos más emotivos se vivió cuando la familia Lafalla, subieron a recibir un reconocimiento por parte del intendente Walther Marcolini, “Verlo a mi padre y ver en las redes sociales el apoyo para que lleve su nombre, realmente me ha emocionado” dijo Fanny Lafalla, quien estuvo acompañada por sus hermanos y más familiares de Antonio Lafalla, “él siempre tuvo una gran sencillez, de tener un perfil bajo. Tal es así que el día de la inauguración del Monumento, él nos llevó a Mendoza, para no estar. Pensaba mucho en Alvear” dijo emocionada.

 Ningún alvearense quiso perderse este histórico momento, seiscientas personas lo vivieron en la sala del Teatro, y 122 en el Cine, previendo esta masiva participación del pueblo de General Alvear es que se montó una carpa sobre Avenida Alvear Oeste, para que todos pudieran disfrutar de esta gran noche, allí hubieron unas 420 personas. “Me gusta que Alvear crezca, me gusta lo que se ha hecho, realmente es espectacular” dijo Eli, una vecina que se acercó para vivir este momento; en la misma sintonía, Mariela dijo “esperamos mucho tiempo para vivir este momento, realmente es un sueño como quedó”.

General Alvear vuelve a tener un espacio donde disfrutar de la cultura, donde los sueños volverán a tener un hogar, allí donde miles de alvearenses forjaron sus recuerdos de antaño, hoy serán las nuevas generaciones las encargadas de construir sus historias dentro del flamante Cine Teatro Antonio Lafalla, que hoy vivió una inauguración emocionante y que quedará en el recuerdo de las más de 1000 personas que vibraron con el histórico momento.