Con actividades recreativas y un chocolate que compartieron niños y adolescentes, se dio inicio formal a la obra. El proyecto surge del acuerdo firmado en el mes de marzo entre el BID, la UNCuyo, y la Fundación Real Madrid, con el apoyo del municipio, y que permitirá el uso socio-deportivo del mismo.

En el marco del Plan de Renovación Urbana que lleva adelante la Ciudad, comenzó la construcción de una cancha de césped sintético destinada a los barrios Flores y Olivares. Estuvieron presentes niños y adolescentes -muchos de ellos integrantes de la Escuela Sociodeportiva que impulsa la fundación del Real Madrid de España en Mendoza- que compartieron un chocolate caliente y disputaron un partido de fútbol que fue coordinado por los profes del Municipalidad, entre otras actividades recreativas.

Durante la tarde de este viernes, una decena de chicos y grandes dijeron presente en el predio de lo que será un nuevo espacio público que beneficiará a niños y adolescentes de los barrios del oeste de la Ciudad, con el fin de fomentar el desarrollo integral de los mismos.

Con esta iniciativa se busca dar cumplimiento a los acuerdos alcanzados el pasado mes de marzo entre los organismos internacionales y la casa de altos estudios, que cuentan con el apoyo de la Municipalidad de Ciudad, y en pos de concretar la construcción de este playón. Asimismo, este proyecto destinado a niños y adolescentes de los barrios Flores, Olivares y La Favorita, permitirá ampliar el espacio que utilizan los vecinos en la realización de actividades socio-deportivas. Actualmente se llevan a cabo en el Club de la Universidad Nacional de Cuyo donde asisten más de un centenar de jóvenes.

La directora de Vivienda y Hábitat de la Ciudad, María Marta Ontanilla, explicó: “La idea es transformar este ‘potrero’ en un playón deportivo de césped sintético con iluminación y seguridad. Buscamos que los chicos de los barrios del oeste puedan usar este espacio con fines sociales y para que ellos puedan desarrollar sus actividades recreativas”. “La obra tiene un plazo de 60 días y tiene una inversión de tres millones de pesos con aportes del municipio y la Universidad Nacional de Cuyo”, agregó.

“Se realiza en el marco de un convenio que se firmó hace tiempo atrás entre el Banco Interamericano de Desarrollo, la Universidad Nacional de Cuyo, y la Fundación Real Madrid, que fundó una escuela de fútbol donde participan 160 niños”, concluyó María Marta Ontanilla.

La obra en detalle

El playón se ubicará sobre la margen oeste de calle Aldo Giordano -entre María Godoy y pasaje Oscar Lucero- en un predio que limita con el parque lineal de la Universidad Nacional de Cuyo y sirve de punto de conexión entre las barrios y el Campus Universitario.

El predio donde se construirá el playón deportivo contempla un sistema de iluminación y evacuación para aguas de lluvia. Asimismo, la cancha contará con césped sintético de alta resistencia y durabilidad. El tiempo de ejecución final de la obra está estipulado en 60 días corridos, con un presupuesto de $2.654.764, y forma parte de un plan integral que permita la urbanización del barrio.