Un grupo de estudiantes mexicanos creó una aplicación educativa de realidad aumentada para ayudar a niños que padecen esta patología.

La finalidad de esta aplicación es “estimular cognitivamente a los niños en etapa preescolar, resulta atractiva para los pequeños y les facilita el aprendizaje”, indicó el Instituto Politécnico Nacional.

El prototipo fue creado por José Miguel López y Angélica Rojas, alumnos de la Escuela Superior de Cómputo (Escom) del IPN, y está diseñado para instalarse en tabletas electrónicas con sistema operativo Android.

“Emplear materiales didácticos novedosos y atractivos hace la diferencia en el aprendizaje de estos niños”, debido a que “la realidad aumentada es tan llamativa que logra captar por completo su atención” aunque sea por pocos minutos.

La aplicación está compuesta por tres temas básicos que los niños aprenden en la etapa preescolar: colores, animales y ropa.

Cada uno de estos contenidos ofrece al usuario cuatro tipos de actividades: asociación, selección, clasificación y denominación.

La asociación implica que el alumno perciba y discrimine visualmente imágenes, en la selección el niño debe elegir el dibujo que se nombra, mientras en la clasificación se agrupan los objetos que pertenecen a una misma categoría y la denominación es una actividad de lenguaje expresivo en la que el pequeño nombra los materiales y sus propiedades.

Mediante la aplicación “los niños aprenden los nombres de cosas que nunca han visto en el mundo real y comprenden representaciones gráficas como fotos, dibujos y objetos”, que evocan algo real que existe “y que podrán reconocer cuando los vean”.

Cada tema que se presenta inicia con la actividad de asociación y una vez que se ha contestado correctamente pasa a selección, luego a clasificación y por último a denominación.

Las actividades se basan en el método perceptivo-discriminatorio que ayuda a los niños con síndrome de Down a desarrollar su percepción y memoria visual, retención, orientación espacial, comprensión lingüística y disposición de suficiente vocabulario, señaló el texto.

El contenido de la aplicación fue asesorado y supervisado por Daniela Cejudo, coordinadora Académica de la Fundación John Langdon Down A.C., y el desarrollo tecnológico fue supervisado por el académico de la Escom Rodolfo Romero.

Fuente: marmorinforma.mx