¿Es grave tener palpitaciones?

Las palpitaciones se describen por quienes la padecen como una sensación en donde el corazón se va a salir por la boca
Suelen sentir el latido del corazón acelerado muchas veces en la garganta, el pecho o el cuello, y comenzar cuando uno se recuesta en la cama o se tumba en el sofá, aunque también pueden iniciarse en momentos de estrés, de ahí que este estrechamente relacionado con episodios de crisis de ansiedad o ataques de pánico.

¿Cuáles son las causas de las palpitaciones?

Podemos hacer dos grupos. En el primero se encuentran todas aquellas causas leves y en el segundo ya se trata de problemas que se han de mirar con más detalle porque pueden ser potencialmente graves.

Dentro de las causas más comunes y por suerte menos graves, se encuentran la ansiedad, estrés, miedo y las crisis de pánico. Las palpitaciones también pueden ser desencadenadas por un consumo elevado de sustancias estimulantes como son las pastillas para adelgazar, el café, té, mate, bebidas energéticas que contengan taurina, ginseng o guaraná, ciertos medicamentos para tratar el asma (ej: salbutamol) y drogas como pueden ser la cocaína y la nicotina.

LA fiebre también podría provocar episodios de palpitaciones debido al síndrome de respuesta inflamatoria sistémica (SIRS). Pero eso les sonará a chino mandarín y yo necesitaría un post entero para poder explicarlo de forma sencilla.

Dentro del segundo grupo de causas que pueden originar palpitaciones, se encuentran los problemas cardíacos, ya sea un trastorno de la conducción que pueda generar una arritmia, o una valvulopatía mitral, que viene siendo dicho de otra forma, un fallo en una de las válvulas del corazón que no cierra del todo bien.

Otra posible causa puede ser un descenso de los niveles de potasio en sangre, debido a que es el catión más abundante dentro de la célula y se encarga de regular la contracción de la musculatura cardiaca y la conducción de los impulsos. Una hipopotasemia (niveles bajos de potasio) puede dar lugar a una arritmia.

¿Cuando debo acudir al médico?

-Si tienes factores de riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular como hipertensión arterial, diabetes o colesterol alto.

-Si tu frecuencia cardíaca supera los 100 latidos por minuto y no estas en una situación de estrés, ansiedad, fiebre o acabas de hacer ejercicio físico.

-Si además de las palpitaciones aparecen otros síntomas como mareos, dificultad para respirar, sudoración, confusión, dolor, opresión o pinchazos en el pecho.

– Si notas taquicardia, palpitaciones o latidos adicionales con frecuencia y en diferentes momentos del día.