El DT de Vélez, que durante el torneo pasado fue cuestionado por haber reemplazado en algunos partidos, contó como impactó la salida del ídolo del club y admitió que le aceptó sus disculpas.

El entrenador de Vélez Gabriel Heinze definió este sábado como “algo muy duro” la salida de Mauro Zárate a Boca, aunque reconoció que aceptó las disculpas del delantero.

Luego de que el presidente de la institución, Sergio Rapisarda, calificara como una traición al hecho, el DT fue más mesurado.

“Con Mauro tuvimos dos conversaciones antes de que termine el torneo y otra el lunes, cuando se vino a despedir.
En la primera charla lo vi muy entusiasmado con lo que venía y en la última lo vi muy mal. Me pidió disculpas y las acepté. Fue algo muy duro para todos, más para la gente de Vélez y para mí porque tenía una planificación en mente”, afirmó.

En una conferencia de prensa brindada en la Villa Olímpica donde realiza la pretemporada, reconoció que la salida de Zárate “sorprendió porque fue de un día para el otro”.

“Después de los que pasó con Mauro habría que revisar muchas cosas. Una semana después de terminar el torneo le di a los dirigentes de 5 a 7 jugadores en los puestos que pensaba que se tenía que reforzar, siempre teniendo a Mauro.
Como me había dicho el jugador y los dirigentes, que harían un esfuerzo grande, entonces di alternativas”, contó Heinze.

Buenos Aires, NA.