Seguramente habrás visto y oído en más de una ocasión que si sufres acné olvídate del chocolate, ¿pero esto es realmente cierto?.

Sigue leyendo que te sacaremos de dudas y te contaremos si simplemente es una “leyenda urbana” o es una triste verdad (¿Quién no ama el chocolate?).

Si bien la teoría de que el chocolate produce acné se lleva oyendo desde tiempos inmemoriables lo que sí es cierto es que en los últimos años se han llevado a cabo muchos estudios para encontrar aquellos productos que más pueden contribuir a la aparición del acné.

Uno de estos estudios es el de la doctora Loren Cordain, profesora de biología evolutiva en la Universidad de Colorado que afirma que el chocolate en sí no supone ningún peligro para la gente que sufre de acné, eso sí con condicionantes.

Ni si quiera los alimentos ricos en grasas son causantes del acné, ya que realmente con quien debemos tener cuidado según este estudio es con los alimentos realizados con harinas refinadas y los alimentos con alto nivel de azúcar.

Y es que en este estudio queda demostrado que debemos tener mucho ojo tanto con la ingesta de productos con harinas refinadas como con los alimentos con altos niveles de azúcar ya que influyen en un aumento de la producción de la insulina que a su vez provoca una mayor producción de sebo en las glándulas sebáceas, como veis toda una cadena que repercute en la aparición de esos molestos granos en el rostro.

Por tanto, si sufres de acné deberás tener en cuenta para tu dieta:

Eliminar cualquier tipo de bollería y pasteles en general
Eliminar en la medida de lo posible los alimentos que posean un nivel excesivo de azúcar como son los helados, los caramelos, o las chocolatinas
Incluir en tu dieta diaria productos como el pan integral o el arroz integral, ya que no son productos refinados. Éste siempre deberá ser cuanto más puro mejor, de esta forma su contenido en azúcar es menor y así minimizamos su posible efecto agravante del acné.

Por lo tanto, una dieta equilibrada también ayudará a mejorar el aspecto de nuestra piel y en este caso en particular será tu gran aliada en la lucha contra el acné.