El defensor se sinceró sobre su momento previo a ser futbolista y remarcó su pasión por el millonario. Además, aseguró quién es su ídolo

“He vivido la Copa Libertadores mirándola de chico y ahora me toca jugarla. Ojalá se pueda ganar. Es una obsesión y un sueño. Estoy donde siempre quise estar. Y poder disfrutarlo es lo máximo”, aseguró Pinola, sobre su pasado ante sde ser jugador profesional y la pasión por equipo de Núñez, que lo llevó a tomar la decisión de jugar allí en 2017.

El ex Racing, Nuremberg y Rosario Central contó sus vivencias cuando apenas tenía 13 años, soñaba con ser un jugador profesional y River Plate se coronaba campeón de la Copa Libertadores de América en 1996, con un nivel espectacular de Enzo Francescoli, actual manager deportivo del club.

Javier PinOla sueña con ganar la Libertadores con River. Foto: NA

No me olvido más del recibimiento al equipo, de los goles de Crespo, de Enzo levantando la Copa ni de los festejos. La verdad es que me da mucha vergüenza. Hay un respeto que yo tengo para alguien como Enzo, al que admiraba de chico“, destacó el jugador durante una entrevista con Clarín, que también detalló que nunca le pidió una foto al uruguayo por ser tímido.

Por otro lado, Pinola se refirió al cruce que tiene por delante con la Academia y detalló dónde deben ser cautelosos para evitar pasar un mal momento en la serie. “Tienen un juego muy intenso. Se va a definir por alguna individualidad o algún detalle. Licha López es un delantero grandísimo. Para marcarlo hay que estar muy atento”, individualizó.

El sueño del Millonario no sólo es ganar la Copa, sino que muchos vuelven a soñar con enfrentar a Boca una vez más por la fase de eliminación directa, teniendo en cuenta los últimos antecedentes. “Sería tremendo. Son partidos únicos, pero falta mucho. Ahora tenemos que pensar en Racing, uno de esos cruces que quizás se espera para más adelante. Pero llegó temprano y si se aspira a obtener la Copa hay que ganarles a todos”, cerró.

Fuente: Filo News