La convocatoria, organizada por la Secretaría de Cultura a través de Ediciones Culturales de Mendoza, forma parte de una política cultural de promoción de la producción literaria local y de la difusión de nuestros autores.

En la Sala Elina Alba se entregaron los certificados a los ganadores del Certamen Literario Vendimia 2018 y a los miembros del jurado que evaluó las obras. Los premiados fueron: Sabrina Usach, con su obra Magnética, en la categoría Poesía; Juan Manuel Montes, con El plan salmón. en Infanto-Juvenil; Marcos Martínez, con su obra Gaslaigthing, en Dramaturgia; Juan Martín Suriani con su novela La casa de las tías, y Rosa Pereyra, con Cuentos bajo la luna.

El secretario de Cultura, Diego Gareca, comentó: “Nosotros buscamos que los libros mendocinos tengan valor, que puedan ser vendidos tanto acá en Mendoza como en cualquier lugar del mundo. Ese es el camino que hemos ido gestionando con el trabajo de Ediciones Culturales”.

Además, el funcionario compartió los buenos resultados de la librería pública Gildo D’Accurzio, la primera de su tipo en el país y que funciona desde hace un año junto al edificio de la secretaría. “La intención con esta librería fue crear una ventanilla, un espacio de venta para los libros mendocinos, más allá de los circuitos tradicionales”, finalizó Gareca.

Por su parte, Alejandro Frias, responsable de Ediciones Culturales, señaló que “los cinco libros ganadores tienen características muy particulares y el jurado trabajó de manera impecable y con rapidez”. Asimismo, el funcionario destacó la participación federal de los jurados y el trabajo de cada uno con libertad y metodologías acordes con las categorías evaluadas.

“Creo que el Certamen Vendimia 2018 ha vuelto a demostrar que la literatura de Mendoza está viva”, enfatizó Frias, y subrayó la importancia de este premio, ”en algún momento cuestionado, que pudo reposicionarse y producir material de gran calidad”.

Los ganadores

Desde finales de julio se pudo conocer a los ganadores de la convocatoria en sus cinco categorías: Poesía, Cuento, Novela, Dramaturgia e Infanto-Juvenil.

La obra Magnética, de Sabrina Usach, fue seleccionada en la categoría Poesía por el jurado compuesto por María Carina Maranesi, Maximiliano Daniel Neila y Rubén Ángel Valle. En ella, la autora expresa, desde su universo femenino, visiones en donde conviven lo doméstico, la mirada sobre las mujeres de su familia y la vivencia en distintos tiempos.

En la categoría Cuento, el jurado integrado por Mercedes Fernández, Roque Humberto Grillo y Fabricio Márquez decidió que la obra ganadora fuese Cuentos bajo la luna, de Rosa Pereyra, quien se presentó bajo el seudónimo de Enrique Canoso. Con sus cuentos, “la autora lleva al lector, con aciertos y solvencia, a transitar atmósferas que tienen injerencia en lo rural, en la leyenda, en los mitos”, evaluó el jurado.

Juan Martín Suriani, en tanto, resultó ganador en Novela con La casa de las tías. Darío Manfredi, Oscar D’Angelo y Daniel Fermani argumentaron que “se trata de una obra que revela un perfecto dominio de la técnica de la narración, la cual desarrolla en una historia compleja y bien estructurada”.

Asimismo, el escritor Juan Manuel Montes, con su obra El plan salmón, fue seleccionado como ganador en la categoría Infanto-Juvenil. La obra fue destacada por María Fabiola Prulletti, Cecilia Tejón y Brenda Sánchez, integrantes del jurado, por su agilidad narrativa, los aciertos en la construcción de los personajes y la comicidad en las situaciones de la obra.

Marcos Martínez, con su obra Gaslaigting, resultó ganador de la categoría Dramaturgia. La obra explora el fenómeno luz de gas o gaslighthing, “una forma de abuso psicológico que consiste en presentar información falsa, para hacer dudar a la víctima de su memoria, de su percepción o de su cordura”. El jurado en esta categoría estuvo compuesto por Alejandro Marino, Sacha Barrera Oro e Ivana Catanese.